Skip to content

( texto de la serie s/t 2015 )

 

 

  1. LOS OJOS DE PATRICIA.

 

La intención original de esta serie y la que conforma la primera intervención sobre las telas, es considerar el ojo, no como un órgano, una ventana o un espejo, sino como un espacio revelador de colores, aquellos evocados por el entorno ocular de Patricia.

He observado sus ojos al natural, bajo diversas luces, y en una fotografía y si tuviese que hacer una pintura que los representase, con sus vetas y reflejos, sus irisados, contornos y coronas, sus círculos entrecortados, emplearía tres azules, tres marrones, un ocre, tres rojos, cinco verdes, un amarillo y tres blancos. El resultado no sería realista pero ésto no es lo que me preocupa ya que no se trata de analizar, de reconstruir o de reproducir una imagen; con cierta arbitrariedad escogí diecinueve colores aplicándolos como fondo sobre la superficie de cada tela.

 

  1. NO QUISE PINTAR UN PAISAJE.

 

En 1991 realicé dos series tituladas “Parce que je voulais être précis comme un constructiviste“. Se trataba de telas formato 30 x 20 cm en las que, mediante círculos rojos y negros serigrafiados, pretendía reflexionar sobre la precisión en pintura. Ahora retomo el mismo espíritu, la mirada hacia una determinada expresión abstracta relacionada con el paisaje. Un amigo, Juan, solía decir que prefería el paisaje pintado al real, que le conmovía más el hecho pictórico que la Naturaleza. A mí también. Así, tras los colores, la segunda intervención ha tenido la vocación de ocupar las telas con apuntes, citas, menciones y referencias al paisaje imaginado.

 

  1. JUAN.

 

Los ojos de Juan se cerraron para siempre un primero de agosto después de una larga enfermedad. Su mirada de coleccionista nos ha dejado una extraordinaria selección de obras de Arte y la del amigo un vacío en el que quisiera operase la tercera y última intervención, aquella que no ha llegado a concretizarse, un acto mental puro, sin bases cromáticas ni compositivas.